Buscar este blog

Recomendaciones

NO ESTOY ACEPTANDO LIBROS PARA RESEÑAR HASTA NUEVO AVISO

Entrevista a Alexis J. Regnat

17/6/16

¡Hola gente!
¿Listos para conocer a la siguiente escritora?
Hoy tenemos a Alexis J. Regnat.
¡Comenzamos!




1. ¿Quién es Alexis? Cuéntanos de donde vienes y a donde vas.

Hola ante todo. Alexis J. Regnat es un seudónimo con un porqué. A través de él te puedo contar de donde vengo. Soy una mujer de cuarenta y pico años, cuyo abuelo fue el instigador para hacer de mí una insaciable lectora, en principio de novela de aventuras juveniles y más tarde de cualquier clase de género, pero principalmente con acción y romance.

Comencé a leer con tres años y desde entonces creo que no he parado. El nombre de mi abuelo era Joaquín Alejandro Sánchez Regnat. Un poco de juego lo convirtió en mi nombre de escritora.

Puedo contar que nací en Arcos de la Frontera, provincia de Cádiz, aunque mis abuelos maternos son naturales de Málaga. He vivido en bastantes lugares diferentes, soy de las que hacen la maleta y no miran atrás, siempre ligera de equipaje.

En la actualidad mi hogar está junto a mi marido en Puerto Real, a un paso de la capital, Cádiz.

Estudié administración de empresas y mi titulación es de Adjunto de Dirección. He ejercido de diversas profesiones, desde “vender casas”, (lo cual se me daba muy bien), trabajar como administrativo en una corporación a nivel Andaluz durante tres años, He tenido durante un tiempo mi propio negocio, y ahora trabajo en el sector servicios. Claro está aparte de mi escritura.

No puedo decirte a dónde voy porque ni yo misma lo sé. Por el momento me encuentro a gusto donde estoy, creo que por un tiempo me dejaré llevar por la corriente, y aprovecharé mi tiempo libre en seguir escribiendo.


2. ¿Qué te llevo a escribir?

En primer lugar, como he dicho con anterioridad, soy una lectora voraz. Por eso mismo, he leído cientos de historias a as cuales siempre les faltaba algo, o le sobraba. Necesitaba crear mis propios personajes, imbuirles vida propia y llevarles por derroteros creados por mí, buscando que me llenasen si yo fuese la persona que estuviese leyendo.
A veces acertaré otras me equivocaré. He leído tanto criticas a favor de mi forma de escribir como en contra en foros y demás. En mi caso tengo más adeptas femeninas que masculinos. Y eso que mi enfoque lleva a tomar más protagonismo al chico que a la chica en la mayoría de las ocasiones.

En fin, como lo que me levó a escribir fue disfrutar del acto en sí, no me preocupa demasiado no ser del gusto del cien por cien del público lector, ni lo pretendo siquiera. A mí misma me han hastiado novelas que otros han adorado o al contrario, disfrutado de libros que pasaron sin pena ni gloria. No puedo creerme con la facultad de crear una historia que sea del agrado del publico en general, es humanamente imposible a mi entender. ¡Sería una ególatra insufrible!

Yo solo necesito crear, sacar de mi mente personajes, historias, situaciones, emociones. Quiero hacer sentir, llorar, reír…No voy ha hacerme rica con esto. Con que el beneficio de ventas en amazon me llegue para seguir pagando las portadas y las correcciones profesionales me considero afortunada.

Así que como suelo ser una persona muy perseverante, seguiré como hasta el momento y disfrutaré de este viaje lo mejor que sepa-y me dejen.


3. Tu serie Amor y Guerra es histórica, basada en la Segunda Guerra Mundial. ¿Porqué ese tema? Cuéntanos que hay detrás.

Ah… volvemos al tema de mis orígenes. Mis abuelos maternos con los que siempre estuve muy cercana, pasando con eso os fines de semana y demás fiestas escolares vivieron en sus carnes la Guerra Civil española. Mi abuelo tuvo que luchar en ella, resultando incluso herido de metralla, y al igual que Henry/Heinrich el protagonista de El traidor, llevaba plomo hasta en el trasero. Mi abuela que por ese entonces residía en la zona de Almería, se cruzó media zona en guerra para llegar al hospital donde estaba ingresado entre la vida y la muerta. “Con dos cojones” que tuvo mi abuelita.

No puedo escribir sobre otra cosa habiendo escuchado desde que tengo uso de razón contar a ambos sus batallitas.



Lo de utilizar la Segunda Guerra Mundial, y Berlín viene de una demanda personal. No creo que todos los alemanes fueran “malos” y los americanos “los buenos” de a historia. En todas partes hay exaltados. Estudiando un poco la historia de Alemania después de la Gran Guerra (1ª.G.M.) su política, sociología, etc. Me llevó a notar que un pueblo que desde que eres un niño te imbuye ideas políticas como si fueran la única verdad, más el clima sociocultural y económico,no puedes culpar al individuo de seguir al dictado de sus dirigentes. Los criaban como si dijéramos para ser adeptos totales a su régimen, sin hacer preguntas, sin plantearse otras opciones. Sobre todo porque si te las planteabas… tiro en la nuca y al hoyo.

Todo esto se une aun sueño muy vívido que tuve con unos veintitantos… De esos que te dejan varios días dándole vueltas a la cabeza.

En este sueño me veía a mi misma vistiendo una falda por debajo de a rodilla de tubo, esas de los años cuarenta con una raja para poder dar el paso. Llevaba botines de tacón y corría por callejuelas iluminadas con luces amarillentas de antiguas farolas.



El suelo empedrado estaba húmedo por la niebla que flotaba y me envolvía. Huía de algo o de alguien que me perseguía, escuchaba claro el sonido de calzado militar, el ladrido de perros siguiendo mi rastro. Cansada de huir me refugié en un bajo abandonado, cerrando la puerta. Parecía alguna clase de taberna desvencijada. La claridad se filtraba entre los tablones claveteados que tapaban las ventanas. Me escondí tras la barra, pero para mi desgracia los perros siguieron mi rastro hasta allí. Soldados me sacaron a rastras de mi refugio, haciendo que me arrodillase en el suelo de madera astillada.

Lo último que sentí fue el acero de una pistola en medio de mi frente. Cerré con fuerza los ojos y escuché el “bang”. El frío penetró en mi cerebro traspasando justo por su centro y saliendo por mi nuca.

Me desperté asustada, los uniformes de los soldados eran reconocibles con facilidad, llevaban el águila bordada sobre el pecho, eran grises y los cascos no tenían pérdida.

En fin, curas oníricas aparte, me llevó a hilvanar la primera historia, a la cual siguieron las otras dos...


4. Tienes un libro autoconclusivo llamado amor sobre dos ruedas. ¡¡¡Moteroooosss!!! Eres motera... ¿Qué tiene de especial?

Te refieres a lo que yo llamo “mi capricho”, la cual escribí en el plazo de apenas un mes. Una novela que comprende cinco historias diferentes, pero todas tienen como nexo de unión una tienda-taller de motos Harley en el Puerto de Santa María. Dicho sea de paso, en El Puerto existe la única tienda Harley Davidson de la provincia, pero no se parece ni remotamente a la descrita en mi novela.

Aclarado este punto, lo llamo “capricho” porque quería hacer un canto al amor, divertido, con un poco de acción, mucho romance y algo de picante. Buscaba eso, hacer algo divertido después de El Traidor y Rescate en Berlín. Estaba saturada de tanta guerra y me dije, “en esta hablaremos solo de amor, de lo cotidiano, del que le puede pasar a cualquiera, aunque no me resistía a dejarlo sin algo de acción.

Como bien dices soy “motera”, alguna foto he subido montada en mi chopper a mi Facebook, No tengo tiempo suficiente por ahora para hacerme rutas, sobre todo porque mi marido y yo somos grandotes y llevarle a él en moto es una odisea. /Y poner un sidecar a mi niña no me parece bonito, sobre todo porque no me dejan incluirle una ametralladora—es broma)  A ver si en un futuro vamos a por otra chopper y podemos hacernos nuestros kilómetros a gusto.



Amor sobre dos ruedas no es la típica historia de moteros malotes y chicas tontas que se cuelgan de ellos. Mis moteros son tipos trabajadores, normales, muy andaluces, aunque alguno de ellos tiene padre americano, dicho sea de paso, este es Frank, el cual tengo especial cariño. Este personaje,  vive una historia de amor preciosa, una segunda oportunidad para un cincuentón motero, entregado padre de familia, un tipo volcado en su trabajo, que perdió a su primera esposa y tuvo que hacerse cargo de tres criaturas… y no cuento más.


5. Después de que termines la ines con la edición de Una dama entre ruinas (para quien no lo sepa, tercer libro de la serie). ¿Habrá un cuarto libro? no te pido mucho ni fecha ni titulo jajaja me vale con un si o un no.



Estoy es indecisa, No se si… o no…. Jejeje
Buenoooo, te contaré que esta Amor y Guerra tendrá precuela… Conocerás algo más de las primeras aventuras de Tony Niño Bonito Daylight . Sabréis como comenzó la historia de amor de Ludwick Rankin, uno de los secundarios más potentes. Al igual de las andanzas de otro secundario que aparece en el segundo libro, Jonas Falcon. Todos ellos darán mucho juego, ya lo verás.
Sin fecha por supuesto, pero ahí estará.


6. Escritor de cabecera. 

Son muchos y variados, no tengo uno en especial. Tengo españoles, americanos ,escritores, escritoras, románticos, históricos, contemporáneos…

Como curiosidad te contaré que en mi pre-adolescencia fueron Julio Verne y Emilio Salgari.


7. Próximos proyectos a parte de la serie.

Madre mía. Me pones en un aprieto.

Tengo una historia casi preparada ambientada en la Primera Guerra Mundial, de la cual me estoy documentando, aunque los protagonistas están trazados así como su historia de amor . Será un solo volumen, autoconclusivo, no una serie.

Tengo ideas para una del estilo Amor sobre dos ruedas, es decir, contemporánea, pero no será en absoluto como esta. Eso si, motos chopper no faltarán, ni que decir tiene.

En fin, al menos son media docena de proyectos puestos en carpetas diseminadas por la pantalla de mi portátil. No puedo dar fecha, puesto que mi trabajo en e sector turismo durante al menos siete meses al año es demasiado absorbente. Debido sobre todo a horarios, no al trabajo en sí.

Entrar a trabajar a las seis de la mañana, levantándote a las cuatro y media de la madrugada, no te deja muy allá el resto del día. Y si estás en horario de tarde peor me lo pones. Por las mañanas, a pesar de ser escritora tengo una casa que atender, y aunque mi marido y yo vamos al cincuenta por ciento en las tareas cotidianas, no me deja tiempo para dedicarme a escribir. Hay que tener en cuenta que para escribir se necesita horas de tranquilidad, no estar mirando al reloj. Por lo menos mi persona. Además leer lo escrito con anterioridad para hilvanar lo siguiente, a veces te lleva más de lo previsto, pues recortas  o añades, corriges o lo borras porque no le llena, en fin...



8. ¿Tienes algún genero literario más en mente a parte del romance histórico?

Soy una apasionada de la historia, por lo que la mayoría de mis trabajos giran alrededor de ella. Pero sí, claro, arriba te he hablado de otro proyecto fresquito y contemporáneo. Aunque su protagonista principal ha vivido la Alemania del Muro de Berlín, justo en el lado soviético, y… hasta aquí puedo contar.



9. ¿Eres escritora de mapa o de brújula?

Soy impulsiva, llevo las ideas anotadas, pero también escribo las escenas cuando me apetecen, Puedo escribirte la penúltima, pasar por la primera, y llegar al culmen o al estaccato sin despeinarme.

No sé como definirme.


10. ¿Qué te inspira? ¿Tienes musos? ¿Música especial a la hora de escribir?

Me puedo inspirar viajando en mi chopper y recorriendo un paisaje. Viendo un documental, o haciendo “el candao” (o sea sin hacer nada mirando las musarañas, como se dice en mi tierra).

No tengo musos. Con mi imaginación me sobra. Aunque para hacer los book trailer busco modelos que no sean excesivamente conocidos. Veo a David Gandy por todos lados, hasta en la sopa, y como que me niego a seguir la corriente. Perdón si ofendo, pero prefiero mi línea de desconocidos a lo tradicional.

En el espacio de la música tengo entre mis favoritos los grupos alemanes Rammstein (para la guerra los mejores, con su soniquete gutural cantando en alemán me mete en la historia en un instante).
Lord of the Lost, ellos cuando me pongo romántica. Lo que a lo mejor a alguien le resulta raro siendo metal-industrial rock o hard rock o rock gótico con Blutengel.

Tengo un espacio para Scorpions, fue mi música de fondo para escribir Amor sobre dos Ruedas. Un toque de AC/DC para los días tontos.

Y para que te caigas de espalda, Il Divo con Carusso me pone “gili” perdida cuando hay que escribir escenas lloronas.


Espacio para añadir algo más.

Estupendo, en este momento y como despedida, además de agradecer el espacio que me ha otorgado Elisabet en su blog, quiero hacer un llamamiento para que no dejéis de leer, nunca. Cualquier género, cualquier escritor, diría más, no dejéis de leer ni siquiera “las etiquetas del champú”.

Bromas aparte, apoyad siempre que podáis a las autoras patrias, dejad un espacio a las autopublicadas,haceros seguidoras, hablad con ellas a través de los blogs, facebook o por donde ellas tengan costumbre de contactar con el público. No hay nada mejor para una escritora o escritor saber que leéis sus libros.

En mi caso como autopublicada, no tengo apoyo de editoriales, ni de nada por el estilo. No recibo cheques antes de publicar mi trabajo, ni me hacen campañas publicitarias. Mis mejores apoyos son las lectoras (permitid que hable en femenino, la mayoría sois chicas). Que me dejen un mensaje en el blog o el mi Facebook me alegra muchísimo. Que se tomen la molestia de reseñar en amazon, o una blogger se interese por mi obra y le haga una crítica  (buena o mala), es de agradecer. Hasta las peores, sobre todo si me hablan con razones plausibles y por supuesto con el respeto mismo que yo ofrezco a quien se dirige a mí para ello.

No se puede escribir a gusto de todos,  eso por descontado. Pero que me escriban y me digan, Alexis leí esto o lo otro tuyo y me pareció tal o cual cosa, por supuesto razonado, me ayuda mucho en mi tarea. No he asistido a escuela de periodismo, ni de “escritor”. Soy una persona creativa e inquieta. Escribo desde el corazón, no tanto desde a razón, lo que me llevará a equivocarme para bien o para mal.

Lo que sí estoy muy segura es que a través de mis escritos soy yo misma, “sin aditivos ni colorantes”. Me expreso con todo mi cariño y lo mejor que sé. Y no pretendo ser best seller , solo que disfrutéis un rato con mis historias y que volvamos a vernos en la siguiente. Muchas gracias a todos y hasta pronto.




El traidor (amor y guerra 1) enlace de compra

Rescate en Berlín (amor y guerra 2) enlace de compra

Amor sobre dos ruedas


Andariel Morrigan y Alexis J.  Regnat

4 comentarios:

  1. Hola!
    Alexis es una chica fantastica, sus portadas son geniales y sus novelas también. :)
    Gracias por la entrevista.
    Besos a las dos.

    ResponderEliminar
  2. JAJAJJ leyendo la entrevista....es como si la viera y la oyera xD es tremenda esta tiaaaa

    ResponderEliminar
  3. Gracias por la entrevista, me divertí mucho con las preguntas. Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Una excelente entrevista, me encantan este tipo de entradas porque nos acercan a la persona y la pluma detrás del pseudonimo.
    Gran entrada.
    CDC

    ResponderEliminar

Este blog se alimenta de comentarios.
No se permite spam o faltas de respeto hacia los escritores y hacia la admin del blog

Tu comentario será publicado después de ser aceptado cualquier duda, sugerencia envia correo a lasresenasdeandariel@gmail.com

Las reseñas de Andariel | By Dreaming Graphics Con la tecnología de Blogger